martes, 13 de febrero de 2018

696


Leo una entrevista antigua en la que el entrenador de balonmano con nacionalidad española Talant Dujshebaev declaraba que Don Quijote de la Mancha era lectura obligatoria en las escuelas de la Unión Soviética. Me alegro más por lo de lectura que por lo de obligatoria, pero a la vez me entristece que Ana Karenina o Los hermanos Karamazov no fueran lo mismo cuando yo cursaba literatura en las escuelas de España.