martes, 13 de febrero de 2018

695


Es propio de la literatura culta del siglo XX evitar las conclusiones, el remate final, mucho más la moraleja, y dejar abierto el relato, la novela o el poema. Pienso que existe algo de esnobismo en este procedimiento, porque la realidad nos muestra todo lo contrario: nos indica que los seres vivos nacemos, nos desarrollamos y morimos, poniéndose a favor de los autores antiguos del planteamiento-nudo-desenlace. ¡Con razón Unamuno y Canetti se oponían a la muerte, que es la que garantiza que el círculo siempre fracase ante la línea recta!