domingo, 11 de febrero de 2018

676


Siempre he tenido la sensación, en las redes sociales, de que la balsa va demasiado rápido, nadie consigue resistir la corriente y nunca termina de llegar la cascada.