domingo, 11 de febrero de 2018

674


Dice Federico Jiménez Losantos en una entrevista que el idioma castellano vale veinte veces más que el catalán. No aclara por qué vale veinte y no, por ejemplo, cincuenta veces más, pero doy por sentado que se refiere a que el español tiene quinientos millones de hablantes y es lengua oficial en veintitrés países. Yo estoy de acuerdo con Jiménez Losantos en valorar la importancia de las lenguas internacionales como el español; pero ese sobrevalor no debe hacerse a costa de las lenguas más pequeñas, que también deben ser defendidas y conservadas. Tampoco estoy de acuerdo con limitar la defensa de las lenguas internacionales al español y entorpecer el acceso a otros idiomas universales, como pasa en este país, donde no hay más que ver lo que han hecho todos los ejecutivos nacionales desde la llegada de la pseudodemocracia, lo mismo socialistas que populares, para darse cuenta de que no existe ninguna intención de que los ciudadanos aprendan inglés, mucho menos otros idiomas. ¿Encontraremos alguna vez a un miembro de la españolada defendiendo algo universal que no haya nacido en España? Me temo que no.