martes, 12 de diciembre de 2017

415


Tras la revuelta catalana, se ha creado en España una nueva nacionalidad: se trata del español por cojones.

—¿De dónde es usted?
—De España por cojones.
—¿Cómo por cojones?
—Pues verá usted, yo no quiero ser español, pero el resto de españoles dice que tengo que seguir siéndolo por cojones, incluso en el caso de que el 100% de mi comunidad autónoma piense como yo, y para lograrlo están dispuestos hasta a romperme la cabeza por mi propio bien.
—¿Pero eso es democrático?
—¡Claro que es democrático! ¡Es la base de la democracia en España!