viernes, 8 de diciembre de 2017

365


Para valorar una ideología, religión o sistema filosófico no hay más que hacerse dos preguntas básicas: cuántos Síes y cuántos Noes comprende. Porque si consta de muchos Noes significa que es esencialmente antihumana y no va a funcionar. Por eso el epicureísmo triunfa siempre en todas partes y el estoicismo solo en los libros.