martes, 5 de diciembre de 2017

347


¿Para cuándo un fútbol feminista? Después de leer este hilo de Twitter (AQUÍ) que ha dejado la asistente arbitral Eva Puleva, me vuelvo a preguntar por qué es precisamente el fútbol una de las mayores sementeras de machismo de nuestros días. Hablo tanto de machismo como de homofobia, que para mí son dos partes del mismo problema. Yo he sido muy deportista y he jugado a baloncesto, tenis, pelota mano, pala, pádel, frontenis, voleibol, ping-pong y carrera a través, pero en ninguno de estos deportes me he encontrado ni de lejos el machismo y la homofobia que existen en el fútbol. El mundo del balompié tiene que replantearse si quiere seguir siendo un deporte con dos cojones, refugio de ultras y mequetrefes, o pasa a ser un deporte de habilidad y belleza, abierto y respetuoso con todos.