martes, 12 de diciembre de 2017

403


Crece quien acepta sus debilidades. Quien descubre que las mejores carcajadas son las que se dirigen a uno mismo. ¿Ves a ese hombre que se quiere comer el mundo? ¡Adónde vas, desgraciado, sin una buena máquina de perdonarte!