lunes, 27 de noviembre de 2017

307


Occidente no será destruido por los yihaidistas islámicos ni por el agujero de ozono ni por una guerra nuclear, sino por la IRONÍA, ese cáncer del que yo tampoco me libro y que me boicotea cualquier propuesta asertiva, elevada, optimista, hora tras hora, noche tras noche, día tras día. ¡Cómo voy a realizarme si cada vez que hago planes para ser alguien acabo tronchándome de la risa!