jueves, 30 de noviembre de 2017

311


En El otro fútbol, artículo publicado en ABC el 20 julio de 1980, Miguel Delibes arremete contra la manera de jugar del fútbol español, que venía de fracasar en la Eurocopa de 1980 celebrada en Italia:
Queda, por último, esa obsesión por el pase corto, horizontal, cuando no retrasado, del juego latino, como si en fútbol la retención del balón fuera un mérito. Este juego menudo, trenzado, de salón, es indicio de impotencia. Se sustituye la penetración, inexcusable para llegar al gol, por el control del balón, aunque sea en campo propio. Actitud inútil, que a nada conduce y que en un momento u otro habrá que abandonar. 
¡Todo esto es una condena del juego que ahora conocemos como tiquitaca! Lástima que Delibes no pudiera ver por solo unos meses (murió en marzo de 2010) que ese tipo de fútbol impotente, practicado por talentos de la talla de Busquets, Xabi Alonso, Xavi Hernández o Iniesta, podía llegar a ganar un Mundial.