miércoles, 15 de noviembre de 2017


En Anarquismo social o anarquismo personal, de Murray Bookchin, descubro que el célebre Capricho de Goya, El sueño de la razón produce monstruos, significa justamente lo contrario de lo que pensaba. La frase defiende a la razón y no al contrario, porque el "sueño" se refiere a dormir, no a soñar. Bookchin lo explica así: 
La portada de la edición de otoño/invierno de 1993 exhibe el famosamente incomprendido Capricho nº 43 de Francisco Goya, «El sueño de la razón produce monstruos». La figura dormida de Goya aparece desplomada sobre su escritorio delante de un ordenador Apple. La traducción inglesa de Fifth Estate es: «The dream of reason produces monsters», lo que implica que los monstruos son un producto de la razón en sí. Sin embargo, Goya quería claramente decir, como su propia nota indica, que los monstruos del grabado están producidos por el hecho de que la razón duerma, no de que sueñe. Como escribió en su propio comentario: «La imaginación abandonada por la razón produce monstruos imposibles; unida a ella es, sin embargo, la madre de las artes y la fuente de sus maravillas».