jueves, 19 de octubre de 2017



Francisco Umbral tenía una forma muy gráfica de quejarse de la falta de noticias sobre España en la prensa internacional:

–Para el resto del mundo somos las Barbados.

Pero eso está cambiando a un ritmo vertiginoso. En las últimas semanas, los diarios extranjeros o internacionales que suelo ojear casi diariamente (el Clarín argentino, el The Guardian inglés y las ediciones en español de la BBC, la CNN y el The New York Times) no paran de dar, día sí y día también, los pormenores del culebrón hispano-catalán. Y no solo los diarios. Me manda Sofía esta foto desde Bolonia, donde se encuentra viviendo, y me dice que esta ciudad italiana, que según ella es “la única ciudad de izquierdas que puedes encontrar con verdadera conciencia política desde la Segunda Guerra Mundial”, está empapelada con pancartas procatalanistas como la de arriba (donde se dice: ¡AL LADO DE CATALUNYA! ¡EL FASCISMO DE MADRID NO PASARÁ!). Hasta se han dado charlas entre sus habitantes para explicarles la situación del procés. Me añade Sofía que la fama de fascistas que hemos cogido los madrileños en esta ciudad apodada La Rossa no es cosa de broma:

–Yo no les digo que soy de Madrid, Batania, porque aquí eso es peor que decirles que eres Donald Trump disfrazado.

O sea que ya lo sabéis. Hemos dejado de ser las Barbados. Ya semos famosos. Aunque viendo los motivos por los que estamos en boca de todo el mundo, no creo que haya merecido la pena perder el anonimato.