jueves, 19 de octubre de 2017


Dice Cioran en Desgarradura que en algunos países de Asia, como Laos, existe la posibilidad de cambiar de nombre. No dice Cioran cuántas veces puedes cambiarlo, pero al instante he pensado en las ganas que tengo ya de cambiarme Batania por Orestes, Electra o Miércoles.