miércoles, 8 de marzo de 2017


La mayoría de la humanidad ha vivido y vive de forma no histórica; la mayoría no piensa ni sueña ni se da cuenta de las cosas; la mayoría utiliza un lenguaje de trescientas palabras para transmitir funciones estrictamente prácticas; la mayoría no puede hacer planes con respecto al futuro y, sin embargo, cada vez que algún cráneo privilegiado de la cultura quiere explicar lo que nos diferencia a los seres humanos de los animales, nos dice que nosotros pensamos, nosotros soñamos, conocemos la historia, nos damos cuenta de las cosas, manejamos un lenguaje complejo, tomamos previsiones de cara al futuro, etc, a todo lo cual solo tengo que decir: JA-JA-JA.