sábado, 29 de diciembre de 2012

ANECDOTARIO DE ESCRITORES (677): Lorca y Dalí se peleaban continuamente en la Residencia de Estudiantes


Cuando llegué a la Residencia corrían leyendas. Esa misma habitación la habían ocupado alternativamente Lorca con Dalí y, luego, Dalí con Buñuel. Se decía, por ejemplo, que cuando Lorca y Dalí vivían juntos se peleaban todos los días y pasaban tiempo sin dirigirse la palabra, hasta el punto de que llenaban el cuarto de arena y hacían caminitos individuales desde la puerta a la cama, desde la cama al lavabo y ponían macetas con flores en los bordes y en el cruce para andar sin rozarse ni hablarse. Había allí una sociedad de cursos y conferencias con un carácter muy aristocrático. Iba Ortega y la condesa de Yebes. Un día incluso vino el rey. El conserje gritó: "¡Que viene el rey!". Y Buñuel, que se estaba afeitando en su habitación, salió al patio en pelota, con la cara enjabonada y se puso un sombrero para poder saludar. Estábamos en plena FUE. El ambiente de la Residencia era totalmente azañista, muy anti-Primo de Rivera. También yo era azañista. Un chico tenía una multicopista y con ella fabricábamos panfletos para la universidad; todo muy ingenuo.
.
.
GABRIEL CELAYA, entrevistado por Manuel Vicent y recogido en Retratos, Aguilar, Madrid, 2005, pág. 172
..